You are here

La mente y los tres cuerpos: sus funciones e interacciones

Los yoguis creen que además de las cifras brutas cuerpo físico, hay otros dos vehículos utilizados en el camino espiritual. Cada uno de estos órganos está compuesto por una o más envolturas, cada uno compuesto por diferentes elementos o energías, con la experiencia que los seres humanos diferentes aspectos de su existencia. Todos estos interactúan con la mente de forma muy concreta y en medios determinados. Para lograr la liberación, el aspirante yogui debe dejar de identificarse con las envolturas y trascenderlas.

Los Misterios de la Mente

Yoga explica que uno de los vehículos del alma es el cuerpo astral. Con el uso de este cuerpo, el ser humano puede operar en planos más elevados más allá de las 3 dimensiones. Sin embargo, la mayoría no son conscientes de su existencia, ni de la forma en que el cuerpo astral se relaciona con el cuerpo físico, al igual que del efecto de la mente sobre el cuerpo.
Los cuerpos astral y físico están interconectados a través de una canal sutil que transporta energía vital. Cuando la muerte llega, por ejemplo, se rompe el cordón y de que estos se vuelven independientes. Durante el sueño, el cuerpo astral se desprende temporalmente del cuerpo, traduciéndose en un estado de conciencia diferente. Al igual que el cuerpo físico, también hay la percepción de los sentidos en el cuerpo astral. Cuando estas se utilizan, las percepciones extra-sensoriales pueden surgir. Sin embargo, al igual que la física sentidos nos engañan a menudo, los sentidos astrales también tienen sus limitaciones. Como se profundiza la práctica de yoga, estos fenómenos pueden surgir (siddhis o poderes psíquicos y físicos). Sin embargo, el Yogi debe ser firme, y entender que este no es el propósito de la práctica, y mantener a sus esfuerzos por lograr la liberación.

La ciencia del Yoga también explica las diferentes funciones y características de la mente. En primer lugar, Yoga explica que todas nuestras experiencias son los productos de la mente y los sentidos impuros, tanto físicos como astrales. Por ejemplo, una vez que la mente está controlada, la experiencia del tiempo y el espacio ya no está presente. Para lograr la liberación, los aspirantes intentan de controlar la mente y los sentidos y desvelar sus misterios. A través de la práctica de la concentración, la meditación y Samadhi, se puede profundizar en la comprensión del funcionamiento de la mente en cada uno de sus diferentes niveles (por ejemplo, mente consciente, inconsciente y de superconsciencia y la mente superior).

Hay tres fases de la mente. La primera, la mente subconsciente contiene las impresiones (samskaras) y participa en el conocimiento instintivo. Luego está la mente consciente, donde reside el intelecto. Por último, está la mente superior, donde tiene lugar la intuición. Al hacerse consciente de las etapas de de la mente, el Yogi lentamente puede controlar la mente y la guía para el camino espiritual, con el objetivo de trascender el ilusorio velo de Maya.
Según se evoluciona en el reino animal, el instinto se vuelve más intrincado. La mayoría de las acciones humanas proceden en su mayoría de la mente subconsciente, y por eso no hay reflexión sobre la reacción. Así, el primer paso para comprender la mente es llegar a ser consciente de las propias acciones y de reflexionar antes de responder. Una sana mente subconsciente debe ser controlados en virtud de la del intelecto y no al revés. El subconsciente es también el encargado de las emociones y recuerdos incluso olvidado. A través de la práctica, el Yogi controla sus emociones y transforma emociones como la ira inferior, en emociones positivas como la alegría.

La intuición está muy relacionada con el silencio interior. La intuición trasciende la razón, pero no la contradice.  La intuición es experiencial: para lograr comprender plenamente la visión compartida por otros, esta debe ser experimentada intuitivamente de manera empírica. A través de Yoga, el aspirante consigue lentamente escuchar la mente intuitiva.
Una vez que el Yogi ha entendido y controlado los tres aspectos de la mente, el Yogi los debe trascender. Más allá de estas tres fases de la mente yace la conciencia pura, el objetivo de la práctica. Una vez que se logra este estado, el Yogi sigue en un estado de existencia, el conocimiento y la felicidad absoluta (sat-chid-ananda).

Los tres cuerpos y la mente

El cuerpo físico (Stula Sharira)
Este órgano está compuesto por los cinco elementos (tierra, agua, fuego, aire y éter), es decir, por moléculas y átomos. En este cuerpo experimentamos el nacimiento, el crecimiento, el cambio, la decadencia y la muerte. Se cree que durante el sueño, se trasciende este cuerpo. Las envolturas asociados con este órgano es la Annamayakosa Kosha (envoltura física). Se compone de alimentos, y regresará a la alimentación ciclo después de la muerte.

El cuerpo astral (Sukshma Sharira)
 Este cuerpo está compuesto por 19 elementos: 5 órganos de acción, el 5 de los órganos de conocimiento, 5 pranas y 4 instrumentos interiores. Con este cuerpo se experimenta el dolor y placer.

Hay tres envolturas relacionados con este. La primera, el Pranamaya Kosha (Envoltura Vital) se compone de los 5 pranas (cada uno correspondiente a un chakra y una región en el cuerpo físico) y los cinco órganos de acción. Hambre, la sed, el calor y el frío se experimentan en esta envoltura. La segunda es el Manomayakosa Kosha (Envoltura Mental) que se compone de la mente, el subconsciente, y de los 5 órganos de los conocimientos. En esta envoltura se piensa, duda y se experimenta la ira, la lujuria, la depresión y el engaño. Por último, está el Vijnanamayakosa Kosha (envoltura intelectual). Esta tercera envoltura está compuesta por el intelecto (buddhi, que analiza) y el ego (ahamkara, el principio de ser). Tanto la discriminación y la toma de decisiones se producen en esta envoltura.

El cuerpo causal (Karana Sharira)
Este cuerpo está integrado por el karma y samskara. Se trata de un registro de todos los actos se ha realizado anteriormente. El cuerpo causal está compuesto de la Anandamayakosa Kosha (Envoltura de Felicida), en donde se experimenta el gozo, la alegría, la tranquilidad y la paz.